Kombucha, una bebida con mucha vida -

Kombucha, una bebida con mucha vida

kombucha frutos rojos

Este particular refresco se ha convertido en la última moda entre celebrities y foodies

Si eres un auténtico foodie o un amante de todo lo ecológico, seguro que has oído hablar de la kombucha, la bebida que se ha puesto de moda por su particular sabor y sus innumerables propiedades… ¿ficticias, mitológicas, reales? Es todo un misterio, pero de lo que sí estamos seguros es de que está riquísima y nos sienta estupendamente. Tranquilo, si no la conoces o quieres saber más sobre este sorprendente brebaje, este es tu post también. ¡Sigue leyendo para ser un experto en kombucha!

trio de kombucha
Kombucha de komvida de té verde, jengibre y limón y frutos rojos

Lo primero que querrás saber… ¿Qué es la kombucha?

Bien, esta pregunta es de lo más normal porque hasta hace bien poco esta bebida era todo un misterio. En primer lugar, la kombucha o té kombucha es un té, como su propio nombre indica; y pensarás vale, entonces es un té y ya. ¡Pues no! Es una bebida fermentada a base de té (preferiblemente negro o verde), azúcar y una colonia simbiótica de bacterias y levaduras llamada SCOBY (Symbiotic Culture of Bacteria and Yeast), encargada de comerse gran parte del azúcar y dejar unas burbujas suaves y más naturales que las de los típicos refrescos.

Así, estos microorganismos crean una capa gelatinosa encargada de generar los beneficios y vitaminas que contiene la kombucha. Por lo que, si cuando vayas a beber esta delicia, ya sea casera o comprada, ves una especie de gelatina, no te preocupes que es normal. Eso sí, no lo dejes al sol ni cerca de calor o frío extremo… en ese caso sí que sería peligroso que lo tomarás después.

China, Japón, Rusia… ¿Cuál es su origen?

Según varios especialistas, el origen de la kombucha se remonta a la dinastía Han en el 206 antes de Cristo en Manchuria (China)… ¡más de 2.000 años de antigüedad tiene esta bebida! Cuenta la leyenda que un médico llamado Kombu fue el encargado de salvar la vida al emperador, gravemente enfermo. Así, los chinos se embaucaron por este “hongo de la inmortalidad” con propiedades que equilibraban el chi y la energía vital. Entonces… ¿la kombucha tiene origen chino? Según algunos expertos por supuesto que sí, pero hay otros que discrepan apuntando que el nombre ‘kombucha’ viene de otro lugar. Ya os hemos dicho que esta bebida iba a dar mucho de que hablar.

kombucha frutos rojos y ensalada lentejas
Ensalada de arroz integral y lentejas con kombucha de frutos rojos

Algunos opinan que el origen de la palabra ‘kombucha’ proviene de Japón y de la suma del término ‘kombu’ que significa ‘alga’ y ‘cha’ cuyo significado es ‘té’. De esta forma, la kombucha sería un té de algas. ¿Nos cuadra con la descripción de esta bebida? Diríamos que sí, pero es que aún hay más.

Y es que los rusos también se quieren atribuir el origen de la palabra, ya que según ellos ‘kombucha’ proviene de ‘kombuja’, que quiere decir ‘hongo de Manchuria’. También podría servirnos como explicación, ¿verdad? En definitiva, el origen de esta bebida no está del todo claro y cada uno se lo lleva a su propio terreno. Lo importante es que después de más de dos mil años de antigüedad sigue siendo una bebida deliciosa y consumida en todo el mundo, seguramente gracias a su innumerables beneficios.

Los beneficios de la kombucha, una lucha entre realidad y ficción

Si os pensabais que el dilema y el misterio de la kombucha terminaba en su origen, estáis equivocados… ¡todavía hay más! Y es que sus propiedades y beneficios también han dado mucho de que hablar. Lo primero que debemos saber es que no hay una evidencia científica comprobada de que la kombucha tenga los beneficios que vamos a detallar a continuación. Sin embargo, muchos de los aficionados a esta bebida reconocen sentirse mejor y notar ciertas mejorías al tomar la kombucha. Por lo que, tendrás que probarla tú mismo para saber si realmente funciona o no.

Los principales beneficios y propiedades de la kombucha, lejos de si suponen un mito o una realidad son…

  • Contienen fitoquímicos y fitonutrientes que actúan como antioxidantes. La acidez y el alcohol residual que contiene impiden que se reproduzcan más microorganismos de los correspondientes.
  • Promueve la función hepática y renal de manera saludable.
  • Reduce las complicaciones diabéticas.
  • Contiene vitamina B y ácido fólico que produce y mantiene nuevas células.
  • Mejora la salud intestinal.
  • Reduce los niveles de colesterol y la presión arterial.
  • Ayuda en la salud de uñas, pelo y piel.
  • Contiene pocas calorías y es estimulante, ya que contiene teína.

Estos son algunos de los que hemos podido recopilar y sentir en nuestras propias carnes al tomar kombucha, pero seguro que hay muchos más… y tú, ¿te lo crees o piensas que es todo un mito?

kombucha frutos rojos
Kombucha de komvida de frutos rojos

¿Puedo hacer kombucha en mi casa?

Un beneficio es claro: puedes fabricarte tu propia kombucha en casa. Al igual que hacemos con el kéfir, esta bebida es muy fácil de hacer y solo necesitaremos un tarro de vidrio, hojas de té (preferiblemente verde o negro), azúcar y un cultivo activo de levadura y bacterias. Así que… ¡mezcla todo y manos a la obra!

En primer lugar, debes saber que la kombucha se debe dejar fermentar de 7 a 30 días, según la intensidad de sabor que queramos. Cuántos más días dejemos el té fermentando, más fuerte y ácido será el sabor que conseguiremos… ¡para gustos, colores! Es importante tener en cuenta que el hongo creará una capa gelatinosa, que no significa que esté en mal estado, sino que su forma es así; pero recuerda ¡no lo expongas al sol ni a temperaturas extremas!

Una vez que ha pasado el tiempo correspondiente, podremos añadirle especias y zumos orgánicos de diferentes frutas para darle el sabor que más nos guste. Aquí puedes ponerte todo lo imaginativo que quieras, no hay límites. Otra opción es dejar fermentar el té durante más de seis meses y utilizarlo como sustituto del vinagre. En este caso, te recomendamos que consultes con alguien que lleve tiempo haciendo kombucha ya que puede ser peligroso tomarlo si no realizas los pasos adecuadamente.

Extremadura, cuna de la kombucha

Y si no quieres arriesgarte a hacer tu propia kombucha pero te ha picado la curiosidad por esta bebida, te hablaremos de Extremadura. Japón, China, Rusia… ¿y ahora Extremadura? Sí sí, como lo oyes. Nuria y Bea son dos extremeñas que crearon Komvida, una empresa dedicada a la fabricación de la kombucha de manera tradicional y siguiendo la receta milenaria.

La kombucha que producen es totalmente ecológica y respetuosa con el medio ambiente… ¡viene en envases de cristal! Además, utilizan una cantidad mínima de azúcar residual, no tienen ningún tipo de añadido, hay varios sabores y está deliciosa. Si quieres disfrutar de una buena kombucha, sin duda, tienes que hacerles un pedido. ¡No te arrepentirás!

kombucha y wrap
Kombucha de té verde y wrap Salad Planet

Pero esto no acaba aquí… porque si lo que quieres es probarla, estás de suerte: ¡en Salad Planet tenemos kombucha! Limón y jengibre, zanahoria y cúrcuma, frutos rojos, té verde y mojito son nuestros deliciosos sabores disponibles. Debemos reconocer que todos están increíbles pero cuando lo acompañamos de un poke… ¡es un acierto al ciento por ciento! ¿A qué esperas? ¡Prueba ya la bebida más de moda!

Kombucha, una bebida con mucha vida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba